Con la finalidad de dar a conocer y ayudar a reducir las dificultades que encuentran las personas zurdas en una sociedad predominantemente diestra, como tener que usar herramientas pensadas para diestros y diversas situaciones de discriminación e incluso acoso, es celebrado cada 13 de agosto el Día Mundial de los Zurdos.

El Día Internacional del Zurdo es una jornada internacional promovida por los Zurdos (Lefthanders International), que tiene lugar el 13 de agosto de cada año desde 1976, su intención es crear concienciar a toda clase de público acerca de las ventajas y desventajas de ser zurdo. El fenómeno de la lateralidad, es decir, que el cerebro ordene que domine un lado u otro del cuerpo, es lo que explica que seamos zurdos. Es un control de forma cruzada, ya que el hemisferio izquierdo dirige el lado derecho, y viceversa. Por tanto, el lado derecho del cerebro es el predominante en los zurdos y les hace ser más habilidosos con el izquierdo.

Al parecer, esta predominancia tiene un cierto componente genético: “se sabe que en la zurdera existe un componente hereditario, ya que si el padre o la madre son zurdos aumenta la probabilidad de que lo sean los hijos, pero no existe un modelo genético claro que explique cómo se transmite este rasgo. Se cree que la preferencia manual (diestra o zurda) guarda relación con el desarrollo de la asimetría cerebral, en el que podrían intervenir genes como el LRRTM1, pero todavía no está totalmente comprobado”, explica el profesor titular de Psicobiología de la Universidad Autónoma de Madrid José Eugenio Ortega Ruano.

En honor a la fecha, te contamos algunos datos que tal vez no conocías sobre la siniestralidad.

Sobre el nombre

La siniestralidad es el nombre formal de la zurdera y tiene toda una historia.

Se basa en la palabra latina «sinistra«, que significa «a la izquierda». Pero a medida que pasó el tiempo, comenzó a acumular asociaciones con el mal que persisten hasta el día de hoy.

A lo largo de los siglos, la zurdera se ha asociado con debilidad, impureza o maldad. Hoy, pocos considerarían malvados a los zurdos que se encuentran entre nosotros, pero ellos sí tienen que soportar numerosos inconvenientes de un mundo hecho para los diestros.

Estadísticas de zurdos

Se cree que alrededor del 10% de la población mundial es zurda, aunque el número varía según el momento y el lugar, dicen los investigadores. En tiempos y culturas más libres, según los investigadores, la zurdera es más común, mientras que en tiempos y lugares más restrictivos, la incidencia parece reducirse.

Carreras zurdas

En un estudio de 1996, investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard encontraron que los cirujanos ortopédicos, bibliotecarios y matemáticos eran en su mayoría diestros, mientras que los abogados y arquitectos eran, como grupo, «los menos diestros o los más zurdos». Otros estudios han demostrado que hay más personas zurdas que trabajan como artistas y músicos, y en entornos universitarios. Curiosamente, más del 20% de los astronautas del Apolo eran zurdos, según la NASA.

Presidentes zurdos

Dejando la política de lado, cabe mencionar que al menos cuatro de los últimos siete presidentes de Estados Unidos han sido zurdos: Barack Obama, Bill Clinton, George H.W. Bush y Gerald Ford.

Ronald Reagan también aparece a menudo en la lista de los zurdos a pesar de que escribía con la mano derecha. Algunos historiadores sugieren que nació zurdo, pero se vio obligado a cambiar cuando era niño.

¿Por qué tantos presidentes de Estados Unidos son zurdos?

No hay una investigación clara y puede ser simplemente una casualidad.

Pero el sitio web leftrightwrong.com presenta algunas teorías: los políticos a menudo son abogados, una profesión que tiene una de las concentraciones más altas de zurdos; los zurdos son más resilientes mentalmente debido a todas las tribulaciones que tienen que soportar en un mundo diestro; los zurdos tienen la reputada capacidad de procesar el lenguaje en ambos lados del cerebro.

Ganancias de los zurdos

Investigaciones indican que los zurdos pueden tener mayores tasas de presión arterial alta, síndrome del intestino irritable, esquizofrenia y tal vez incluso muerte prematura. Resulta que también pueden verse perjudicados cuando se trata de las ganancias que obtienen, según un estudio de 2014.

El economista Joshua Goodman de la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard descubrió que los ingresos de los zurdos eran entre un 10% y un 12% más bajos que los de las personas diestras.

Ese resultado está totalmente en desacuerdo con un documento de 2006 para la Oficina Nacional de Investigación Económica, en el que economistas de Lafayette College y la Universidad Johns Hopkins encontraron que «entre los hombres con educación universitaria en nuestra muestra, los que informan ser zurdos ganan el 15% más que los que dicen ser diestros». No sucedía lo mismo con las mujeres zurdas, dijeron.

Fuentes: cnnespanol.cnn.com, webconsultas.com, wikipedia.org